27.4.15

Pollo a la portuguesa para #retotíaalia


Un mes más, último lunes, y con el llega de nuevo el #retotiaalia. Esta vez de la mano de María, del blog Decorecetas, una de sus participantes más regulares y antiguas. Me consta que a María le hace mucha ilusión ser la anfitriona del #retotiaalia de este mes y que, al asumir la responsabilidad, no ha podido evitar sentirse un poco nerviosa.

A María le preocupaba no hacerlo bien. A mí, por el contrario, me pareció una elección de anfitriona fabulosa por parte de Luz y supe, desde el primer momento, que María iba a brillar este mes. No creo que me haya equivocado. No hay más que darse un leve paseo por Decorecetas para comprobar lo bien que trabaja María y el mimo que le pone a todo. Si no conocéis su blog, ya estáis tardando.

20.4.15

Gallina en pepitoria

 

Hay elaboraciones tradicionales que pasan por delante de nuestras narices de puntillas, sin hacer ruido y en las que tardamos tiempo en reparar. Son elaboraciones que, a pesar de lo maravillosas que son, ya no se incluyen en los libros de cocina modernos porque no están de moda. No llevan curry, salsa de soja, lemon grass, ni nada parecido entre sus ingredientes; ni se realizan con esas técnicas que parecen tener deslumbrado a medio mundo como son las esferificaciones o la cocción a baja temperatura; ni se sirven desde la ventana de un camión.

13.4.15

Patatas asadas [en cocotte de Silikomart]


Hace muchos años, cuando visité el Reino Unido por primera vez, me aficioné a las patatas asadas. No había semana en que, permitiéndomelo mi economía de "estudiante pelada", no cayera una patata asada en mi descanso entre clases o en mi paseo de vuelta a casa.

Recuerdo cuánto las disfrutaba y cómo me calmaban el apetito, al tiempo que el espíritu. Porque este es un bocado, que podríamos colocar en lo más alto de la lista de comfort foods (ese término que tan de moda está en la actualidad y que no quiere decir más que comida casera, de toda la vida), entona espíritu y cuerpo a un tiempo.

6.4.15

Pizza con masa madre

 

Llevo años preparando pizzas caseras. Cuando descubrí lo ricas que están y la gran diferencia que hay con las industriales juré y perjuré que estas últimas no volverían a entrar en mi cocina y así ha sido (o casi).

Comencé elaborando las bases con harina para pizzas y pensé que aquello era la bomba. Después, al comprarme la thermomix, avancé un paso más y me aficioné a preparar la masa siguiendo la receta del libro que me regalaron con la "maquinita". Entonces pensé que la primera no era tan buena y que la de la thermomix la superaba considerablemente. Sin embargo, hace poco he descubierto una nueva masa para pizza, he caído rendida a sus pies y creo, ciegamente, que es la mejor masa para pizza que he elaborado hasta ahora: la masa elaborada con masa madre.

30.3.15

Almejas a la marinera para #retotíaalia


Si os digo que esta es la primera vez que preparo almejas, ¿os lo creéis? Pues si, así es. Creedlo. Llevo muchos años cocinando, pero nunca hasta hoy había comprado y preparado unas almejas yo solita. Comerlas, las he comido en muchas ocasiones, porque me vuelven loca, así que en ese campo tengo una experiencia tremenda. Por eso, cuando vi que la propuesta salada del #retotíaalia de este mes eran almejas a la marinera, no lo dudé ni un segundo.

A Luz, responsable del blog Cocinando...un abril encantado y anfitriona del #retotíaalia de marzo, le tengo que dar las gracias por haber escogido esta receta. De no haber sido por ella, es posible que hubiera transcurrido mucho tiempo más antes de animarme a preparar unas almejas. Que mira que son sencillas, oye. A partir de ahora pasarán por mi cocina con frecuencia.